Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

‘Rosario’

Boda cancelada

Fabiana revela que Priscila no 
está embarazada justo cuando Alejandro va a darle el “sí, quiero”. Nova. Del 16 al 20 de octubre. 16.25h.

Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

Rosario

Magdalena no aprueba la relación de su hija con Daniel y al verlos en actitud cariñosa se esfuerza por levantarse de su silla, pero se desvanece. Por suerte, a las pocas horas la mujer recupera la conciencia y logra articular palabras.  “Alejandro no es tu padre”, dice a Rosario, que se da cuenta que Regina y Priscila le mintieron para alejarla de Alejandro.

Tras leer la noticia de la muerte de Giordano, Esteban está cada vez más inquieto y motivos no le faltan. Villalobos, que ya dado la orden a Matías de que se deshaga de Martínez y de su hijo, lo cita en su casa y le presiona para que consiga las visas ilegales: “Si no cumples con el trato habrá consecuencias fatales”, advierte.

Dispuesta a recuperar a Alejandro, Rosario se presenta en la mansión Montalbán, pero es Agustina quien la recibe y avisa a Regina. Priscila también se entera de su presencia y le pide que hablen a solas en el despacho:  “Estoy esperando un hijo de Alejandro”. Desolada, la joven Pérez decide hacerse a un lado para no separar a ese niño de su padre.

Esa misma noche, Priscila celebra su fiesta de compromiso y en ella Barbie conoce a Gustavo Peña, un modelo e hijo de un alto cargo diplomático.

Fabiana sorprende a todos con su llegada, pero no cuenta que se debe a que la rechazaron en la telenovela. Jerónimo se muestra distante y ella decide investigarlo. De esta manera, descubre que solo busca su dinero y que es amante de Priscila. Como venganza, vierte unas gotas de veneno en la bebida de  Pavón, que y sufre un aborto. Sin embargo, se lo oculta a Alejandro.

Renato, por su parte, descubre que su empleado provocó el accidente de Silvia y lo enfrenta. Ambos comienzan un forcejeo y Matías acaba de un certero tiro con la vida de Villalobos justo cuando Esteban llega a la casa. Acto seguido, se suicida.

Al fin llega el día de la boda de Priscila y Alejandro y cuando el cura va a comenzar a hablar, Fabiana irrumpe a gritos: “¡No está embarazada. Además, ese bebé no era tuyo porque Priscila tiene un amante, Jerónimo!”. Montalbán no da crédito a lo que oye y se marcha sin  importarle las murmuraciones de los invitados.

Lejos de allí, Rosario y Magdalena, que planean regresar a Los Ángeles, rezan en la capilla. En un momento dado, se produce un temblor y la muchacha recibe un fuerte golpe en la cabeza al desprenderse una de las vigas. De inmediato, es trasladada al hospital en estado de coma.

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos